miércoles, 19 de septiembre de 2012

SÍNDROME POSTVACACIONAL


'...me registré en una página de citas de internet aconsejada por una del grupito. Sesentonas las llamarán, pero estas están más puestas que yo en el tema que de aquí a Lima.'
---------------------------------------------------------------------
Ya me subí del moro. Las vacaciones por Marruecos terminaron. Ni preguntes. No me comí nada. Compré a última hora el paquete vacacional y, por perras, me ejercié el más púdico. Quince días dando tumbos siguiendo una apretadísima agenda. Eso sí, integradísima en un grupito de otros veinte españoles de no menos de sesenta. Simpaticones todos, pero ni orinar podía tranquila. Las visitas, estupendas. Los hoteles, fantásticos. Las comidas, ¿qué quieres que te diga? No las disfruté. Con este panorama vengo puestísima en arquitectura y chistes paupérrimos. Que siempre hay alguno agarrado al micro lo que duren los trayectos.

Cuando apareció el guía, mandé callar a las cotorras. Alto, morenazo, fuerte pelo en su cabeza, inmensa sonrisa de perfectos dientes y cuerpito bien apañado. Vamos, el mismito príncipe del cuento que ya venía a despertarme. Yo, que no me gusta una historieta, lo mareé hasta la muerte. Y no me suelta allí el niñato -después del cuarto mojito- que estaba comodísimo conmigo. Pero como con su propia madre. Que quería aprovechar para abrírseme en canal y confesárseme de lo suyo. Me dejó muerta. Y si tan solo fuera eso. Tras lo de su condición sexual me salió con otra ristra de no sé qué tipo de frustaciones.

Tras aquellas lágrimas que tuve que secarle, quedé aburrida como un tiesto. De allí me traje cultura, pero más ganas -si cabían- de zamparme un buen pavo relleno. No pude evitarlo. La mismita noche que llegué, comprobé si seguía allí aquel tremendo panadero con su panadería. Confirmada también la presencia de su señora esposa y bollos en mano, me registré en una página de citas de internet aconsejada por una del grupito. Sesentonas las llamarán, pero estas están más puestas que yo en el tema que de aquí a Lima.

Un tiempito dando vueltas y ya me vi al percal. Los que se ven con una edad muy malita. Se les pasa el arroz. Quieren tener hijos y yo, a mis cuarenta y tres y con mis tres bestias pardas, ya estoy cumplida. Algunos tienen chiquillos de otras relaciones. Se casaron con veintipocos y siguieron un patrón color muy gris. Acojonados. Sin poder traspasar sus barreras. 'Cuidado. El mundo está muy malito' -me suelta uno. 'Ni loco llevo a los niños al centro. Tan peligroso...' -el muy cobarde. Muchísimos ocultan intenciones demasiado poco serias. 'Dame tu dirección que me planto en tu piso' -dice. 'Espera bonito, que estoy haciéndome las uñas' -tuve que cortarle. 'Lo siento, pero yo no busco amigas'. 'Con las que tengo ya voy listo' -el espabilado. O los de 'yo no busco rollito'. 'Lo que quiero es una pareja estable'. 'Tradicional' -y ahí me mató.

Yo, mucho más estable que tantas. Pero ¿y una relación abierta? Cada uno retirado en palacio con su séquito y juntitos en 'villa de verano' cuando cuadre. Aún no vi ninguno de los que me diera un rotundo sí. Y ¿qué fue de aquellos 'amigos con derecho a roce'? La frase triunfó. Está claro que la práctica ya es otra cosa.  

15 comentarios:

  1. Yo sufro sindrome postvacacional cada año...sobre todo cuando regreso del sur de ver a la family... :-(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo q tienen las vacaciones...aunque yo creo q la tipa esta dl relato estaba deseando volverse...Está desesperaíta la pobre...

      Eliminar
  2. jjajaj madree miaaa.. hay quien se monta una película de su vida se apunta a una pag de citas y listo a rodar fantasías!

    ResponderEliminar
  3. tengo el síndrome durante todo el año, y más si no se ha mojado un poco :)

    ResponderEliminar
  4. Cuanto keda pa Navidad??

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ah...ya lo cogí...jajajaj...stoy más denso q la leche condensada...

      Eliminar
  5. así están las cosas, dónde están los amigos con derecho a roce?? quiero encontralos!! q salgan de sus casas!!!

    ResponderEliminar
  6. Yo me he rozado con más d un amigo...y ahí dejo eso q sé q me arrepentiré d haberlo dicho...ay lady tourist, vámonos a tomar algo x ahí, hazme erfavò...

    ResponderEliminar

Comenta tus manías